¿Qué es una billetera virtual?

Las billeteras virtuales pueden ser consideradas como la innovación financiera más importante después de la aparición de los cajeros automáticos, en función de su utilidad y la seguridad que aportan, pues su funcionamiento se da a través de operaciones encriptadas.

Una billetera o cartera virtual encriptada, es un medio por el cual se puede guardar, enviar y recibir cualquier criptomoneda o datos, por tanto, es una manera segura de guardar fondos.


Las billeteras virtuales pueden ser compatibles con una sola criptomoneda, ser multicriptomonedas, o bien manejar moneda tradicional emitida por un banco gubernamental.

Esta tecnología, es el resultado de los adelantos que se han experimentado en los últimos años y que tienen una incidencia significativa en nuestra vida diaria. El pago de bienes y servicios a través de medios electrónicos, va haciéndose cada día más extendido y se cuenta entre ellos ahora las billeteras virtuales, que convierten al teléfono celular en una herramienta para realizar transacciones.

El manejo de las finanzas personales a través de medios electrónicos, ha tenido a su vez incidencia en la reducción gradual de la dependencia frente al dinero en efectivo, creando un sistema que nos permite realizar transacciones de manera inmediata, a través del uso de dispositivos móviles, especialmente de los teléfonos inteligentes, cuyo uso es el más extendido a nivel mundial; de allí que las billeteras virtuales se perfilan como un medio de pago viable y conveniente.

Siendo éste un tema medianamente reciente, resulta útil contextualizar y explicar lo qué son las billeteras virtuales y otros factores vinculados a las mismas, como lo son la reducción del dinero en efectivo, la disminución de la dependencia frente a los bancos centrales, y el desarrollo de las criptomonedas.

En su obra “El fin del dinero”, del periodista David Wolman (2017), señala que a través de los años, hemos ido creando una dependencia por la moneda emitida por el banco central de cada país, sea en su forma táctil o electrónica, que es el único tipo de dinero que concebimos como legítimo, siendo en realidad que el dinero privado también es legal, y resulta bastante común. Si revisamos la historia, encontramos ejemplos como el que se dio en los Estados Unidos en la época de la Gran Depresión, durante la cual en todo el país se comenzaron a emitir monedas locales en respuesta a la falta de un suministro adecuado de dinero.

En la actualidad se generan medios alternativos a la moneda emitida por un banco central-gubernamental: Las Criptomonedas.

Una criptomoneda o criptodivisa es básicamente un medio digital de intercambio, la primera en darse a conocer fue el Bitcoin, en el año 2009. A partir de entonces, han ido apareciendo muchas más monedas digitales, similares con sus características y protocolos, las cuales ameritan para su manejo, ser almacenadas en las billeteras virtuales.

En tal sentido, explica David Wolman (2013) que al igual que cualquier otro servicio de pago electrónico, la mayor parte de las monedas virtuales ofrecen una forma de hacer transacciones que no involucra piezas emitidas por el gobierno que representan una cantidad fija de dinero, pues no se trata de una moneda nacional, y sin embargo, tiene un tipo de cambio con dinero real.

El resultado es la reducción de la dependencia y control de los bancos gubernamentales, pues cómo indican Rivers y Rojas, Moisés (2017), se trata de monedas generadas a través de un proceso competitivo y descentralizado denominado “minería”, que se lleva a cabo mediante hardware especializado, incorporando los principios de criptografía con la finalidad de hacer que la economía sea descentralizada, de carácter anónimo, y mucho más segura, lo que facilita el intercambio expedito de todo tipo de bienes y servicios a través de un sistema de transacciones electrónicas, que no requiere de ningún intermediario.

Las criptomonedas son un sustituto del dinero emitido por la autoridad monetaria, esto las convierte en una especie de dinero privado, pues como hemos señalado, no son controladas por ningún banco central y su cotización depende de la oferta y la demanda de mercado, y no de factores como la estabilidad política y económica de un Estado.

En “Blockchain: La revolución industrial de Internet”, texto de Alexander Preukschat (2017), se hace referencia al surgimiento de la tecnología Blockchain en el año 2009 junto al Bitcoin, y su sucesivo incremento, hecho que demostraría que empresarios, emprendedores y gobiernos de todo el mundo están realizando inversiones millonarias a fin de tomar una posición privilegiada en la que será la próxima revolución industrial: el internet de valor.

El internet de valor, no es lo mismo que el internet de información que todos conocemos y utilizamos a diario. El internet de valor es una herramienta nueva.

El internet de valor, sirve para compartir y gestionar el valor de activos o bienes digitales sin depender de una entidad central que realice el proceso.

Cabe acotar, que las billeteras virtuales no solamente funcionan con criptomonedas, sino también con moneda nacional emitida por el banco gubernamental, cómo se indicó al inicio.

 
La billetera móvil/virtual de acuerdo a la Asociación Gremial Financiera Colombia (Asobancaria), es un programa o aplicación, que permite hacer transacciones con los comercios, como si fuera una tarjeta de crédito o débito, ello con el objetivo de pagar y cobrar.

De este modo, el uso de la billetera virtual, además de ser rápida y segura, disminuye costos para el usuario, generando comodidad, pues evita los trámites que implica un eventual extravío de los plásticos o la clonación de las tarjetas, es decir, va eliminando la necesidad de acudir a las entidades bancarias en el caso de su uso en el manejo de moneda nacional.

En el caso de la utilización de las billeteras virtuales para el manejo de transacciones con criptomonedas, no solamente son útiles y prácticas sino necesarias, pues constituyen el lugar donde las mismas son almacenadas, de allí que es uno de los factores cuyo conocimiento debe ser prioritario para toda persona natural o jurídica que busque incursionar en el mundo de las divisas digitales, catalogadas como el dinero del futuro.

Referencias Electrónicas
  • RIVERS, Colin y ROJAS, Moisés (2017). “Bitcoin La revolución de las criptomonedas: ¿Quiénes están detrás? ¿Terminará con los bancos?”. Editorial La Voz del Viento. España.
  • PREUKSCHAT, Alexander (2017). “Blockchain: La revolución industrial de Internet”. Ediciones Gestión 2000. España.
  • WOLMAN, David (2013). “El fin del dinero”. Editorial Océano. México.