El inicio

En los años 90 la introducción de la tecnología marcó una diferencia fuerte, ya que revolucionó la actividad de las empresas al suplir muchas de las tareas diarias que tenían, esto permitió un ahorro de tiempos y costes. Actualmente va más allá de eso y la tecnología permite hasta resolver problemas por sí solo.

Podemos afirmar que la tecnología está en el medio del proceso productivo, ya que mejora la eficiencia superando muchos límites. La integración de nuevos sistemas en el mercado conllevarán a un rediseño del mundo profesional. 

El Efecto Sustitución

Este es el conocido “efecto sustitución”, un claro ejemplo son las tiendas de grandes cadenas americanas que prescindieron de empleos como los de los cajeros, de esta manera automatizaron el cobro de sus productos.

Esto no significa que exista una sustitución total de empleos, pues este efecto también plantea en paralelo un modelo de complementariedad, el cual ya se encuentra presente en profesiones que trabajan con herramientas digitales para mejorar la calidad del servicio y procesos de producción. Además, un efecto deseado de esta propuesta es que surjan nuevas profesiones que, aunque no se conozcan todavía, sean imprescindibles en un futuro. 

Podemos concluir diciendo que las empresas con una sólida estructura digital serán las que posean más fuerza en el mercado, el cual ya domina gran parte de datos que permiten a empresas personalizar sus servicios para brindar una mejor atención hacia sus clientes. 

Leave A Comment

Cresta WhatsApp Chat
Send via WhatsApp